Teoría (Desde El Fondo Nauseabundo De Mi Mente)



En este mundo existen miles de interrogantes para los seres humanos, cosas que desearían entender, una cosa de estas podría ser el deseo de saber el porqué de cómo piensa la persona del otro sexo.

Esto es algo muy común; por ejemplo recordemos esta oración muy común que se presenta en ambos bandos: ¡ay! No los/las entiendo, díganme, ¿quién los/las entiende?, al parecer sólo ellos/ellas….

Bueno, para que lean esto les recomendaría que antes de hacerlo leyeran el libro “Las mujeres son de Venus y los hombres son de Marte”, puesto que así estarán más informados y les ayudará a comprender este escrito, pero si gustan pueden leer el escrito sin haber leído tal libro; sólo les recomiendo que tengan una mente abierta puesto que esto es sólo una teoría y cada quien puede llegar a distintas conclusiones.

Para empezar, hablemos primero de el sexo femenino, nosotras (soy mujer además me deseo incluir) somos personas abiertas que tendemos (puse el verbo “tendemos” porque en toda regla hay una excepción, o varias…) a ser comprensivas, cariñosas y trabajadoras, se puede decir que la naturaleza nos creó para ser el apoyo del hombre tanto en lo emocional como en lo familiar. Somos personas independientes que les gusta amar en su totalidad pero tras algunos sufrimientos que hemos vivido o que hemos visto, solemos cerrarnos como una bóveda, porque tememos ser lastimadas o al sufrimiento mismo. Por varios siglos fuimos sofocadas por la autoridad machista y nos catalogaron como “inferiores”, por lo tanto fuimos retenidas sobre algunos avances culturales (lectura, etc.…) y fichadas como “la que cocina, la que cuida los niños y la que atiende a los hombres”, y también los hombres solían sentirse superiores en cuanto a inteligencia y fuerza, cuando en inteligencia tenemos los mismos potenciales, sin embargo, porque poseemos (una forma de pensar y de ser que se podría denominar “formato”) un formato distinto, pensamos y llegamos a diferentes conclusiones a las del sexo masculino y por nuestros ideales distintos llegamos a ser subordinadas ya que para ellos (por su “formato”) su solución es más acertada; en cuanto a la fuerza, cada sexo posee un gran potencial de fuerza, tanto física como mental, pero dependiendo del sexo, esta fuerza se presenta en aspectos distintos; por ejemplo, un hombre no soportaría el dolor de un parto, pero una mujer si lo soporta; una mujer puede no cargar cosas muy pesadas (obviamente si se tiene una preparación previa, lo puede lograr) ni dar golpes duros (si se ha adquirido un entrenamiento anterior, entonces si puede) ni resistirlos tan fácilmente como un hombre; una mujer puede soportar un largo día de atender los labores del hogar, los hijos, al marido y si trabaja, del trabajo, sin embargo un hombre se fastidiaría a la mitad de su jornada de labores múltiples; otro ejemplo, en lo emocional, es que los hombres se desmoronan más rápido que una mujer (ya que no cuentan sus problemas) por sus múltiples problemas y tienden irse más al suicidio (el porcentaje demuestra que son más hombres que mujeres los que se suicidan, en un intervalo de edad de 15-30 años) que una mujer, quienes tenemos una capacidad mayor para soportar los problemas (ya que decimos lo que nos sucede) que un hombre; pero ante estos diversos factores, que algunas ocasiones es la mujer la fuerte o el hombre lo es, no se debe crear ningún criterio acerca de que alguno de los dos sexos es superior o más fuerte, puesto que ambos son fuertes sólo que cada quien en lo suyo.

Bueno me desvié un poco de tema, porque quería aplacar a los cerdos idealistas machistas y las dementes feministas que basan su vida de menospreciar y degradar al sexo opuesto, y así poder demostrarles que ninguno de los dos es superior sólo que cada quien es mejor en lo suyo, pero al final de cuentas son iguales.

Regresando al tema, quiero aclarar que no explicaré las excepciones de cada sexo en cuanto a su forma de actuar o de ser (ejemplos; mujeres: las regaladas, agresivas, groseras, etc.…; varones: mujeriegos, alcohólicos, etc.…) porque generalmente en el 98% de los casos estas excepciones se deben a algún trauma psicológico y en eso no me debo meter, ya que eso es personal y si desean saber el motivo de porque son así, busquen a un psicólogo terapeuta o a un psiquiatra.

Ahora, me enfocaré en hablar sobre las cualidades de los miembros del sexo masculino.

Los hombres son seres competitivos, con un orgullo que siempre defenderán y que los caracteriza, son muy sensibles antes diversas situaciones, cariñosos, cuando en verdad aman a alguien y adoran tener la oportunidad de tener cualquier reto.

Antes de continuar explicando este tema, quiero aclararles la palabra “sensible”.
Ser sensible no significa que llores por cada estupidez que te suceda o que no soportes que te insulten, humillen o maltraten, y mucho menos que te desmorones por cualquier simples situación, etc.…; significa que sientes cada uno de los sentimientos de una forma muy apasionante y profunda. Trataré de explicarme mejor con los siguientes ejemplos:

*Cuando un hombre es insultado o se le cuestiona sobre su capacidad, se enoja (¡Duh!, obvio) de una manera tan profunda que llegan a demostrar ese sentimiento ya sea por medio de agresión, insultos devastadores, amenazas o venganza (bueno depende del carácter de cada hombre porque algunos son pacíficos y les vale un comino lo que les digan).

*Cuando un hombre sufre por amor, sufre tanto que sus pensamientos sólo tratan de eso, sus sueños, etc.…; y entra en serias depresiones que lo devastan.

*Cuando un hombre tiene celos, sólo piensa en esa situación; su mirada, su comportamiento y su tono de voz cambian radicalmente, y puedes notar su sufrimiento por aquellos celos.
En fin, hay miles de situaciones en las que un hombre puede encontrarse al punto en que las vive al extremo: coraje---odio, amor---pasión, celos---furia y sufrimiento extremo, etc...

Sin importar lo que he mencionado sobre ambos sexos (porque pueden existir diferentes puntos de vista y este es el mío), mi principal punto de este escrito es que los hombres y las mujeres se complementan de una forma tan perfecta que hasta asusta. Explicaré cómo es que se complementan:

*Las mujeres somos el apoyo emocional del hombre.
-¿Por qué?
Porque cuando un hombre está en un punto extremo de desesperación por la impotencia de solucionar uno o varios problemas, la esposa/amiga/ novia/ madre/ hermana/tía está ahí para ayudarle a superarlo y consolarle sobre todo, dándole esa comprensión y apoyo incondicional que buscan los hombres. También cuando un hombre siente un gran sentimiento que le aterroriza y le persigue; recurre a un apoyo que le comprenda y le ayude, en esos casos acude a un miembro del sexo femenino (en el 89.99% acuden a una mujer, en el 10.01% restante son hombres que buscan a su mejor amigo pero que siempre terminan recurriendo a una mujer después de intentar con su amigo).

*Los hombres son el apoyo emocional y físico de las mujeres.
-¿Por qué?
Porque cuando una mujer no puede lograr cierto esfuerzo físico (un golpe, cargar algo, etc.…), el hombre aparece para ayudarle. También cuando una mujer se desmorona por una GRAN, GRAN, GRAN estupidez, el hombre le consuela, le apoya y le demuestra que no tiene sentido preocuparse por algo así.

*Los hombres y las mujeres son los que aclaran los misterios y las dudas de su mismo sexo para los del otro sexo.
-¿Por qué?
Porque cuando surgen dudas y misterios entre ambos sexos, cada uno se encarga de aclararle la duda (aunque no siempre lo hacen bien) y dejar claro las formas de pensar del otro.

Espero que estén de acuerdo en ciertas cosas que menciono (de preferencia todas, ¡JA!) y que aprueben mi teoría, pero si no lo hacen los golpeo, jaja no, es broma; si no la prueban, mmm, pues bueno cada quien tiene derecho a tener sus propios pensamientos y sus propias ideas.

Si tienen algún comentario al respecto, avísenme en un correo electrónico y expongan en él su comentario y un BUEN MOTIVO para tomarlo en cuenta.

Por sus ojos cansados de leer y su tiempo que gastaron para leer este escrito, les agradezco mucho.

Desde el fondo de mi corazón, con una ridícula obsesión con el amor y un enorme enamoramiento con este, les expone su teoría;

VFF

No hay comentarios: